Inicio > ARTÍCULOS > RESILIENCIA – “Un futuro que no es regalo… sino conquista”

RESILIENCIA – “Un futuro que no es regalo… sino conquista”


La resiliencia es la capacidad de una persona o un grupo para superar grandes dificultades y crecer a través o en presencia de ellas de manera positiva. Esta capacidad puede ser latente o visible y nunca es absoluta, siempre es variable, y se construye en un proceso de interacción con el entorno. Suele ser un proceso inconsciente, que tiene lugar durante toda una vida. En ocasiones es necesario el apoyo profesional, pero muchas veces no. Una cuestión importante e injustamente olvidada es que la resiliencia siempre tiene una dimensión ética y no se construye a cualquier precio, ya que, a menudo, no es tan evidente lo que significa un crecimiento «positivo». De ahí que la reflexión ética sea muy importante.

“La Resiliencia es como una “casita”. (Vanistendael) Se trata de una pequeña casa compuesta de varios pisos y habitaciones. Cada parte se refiere a un campo de intervención posible para la construcción o el mantenimiento de la resiliencia. Los cimientos representan las necesidades materiales básicas, como la comida y los cuidados de salud. La planta baja está formada por los vínculos y las redes sociales. En la primera planta se encuentra la capacidad para buscarle sentido a la vida. En la segunda planta hay varias habitaciones: la autoestima, las aptitudes personales y sociales, y el sentido del humor. En la buhardilla hay una habitación abierta para las nuevas experiencias por descubrir.”

Las escuelas que promueven la Resiliencia conectan el Proyecto Institucional con el áulico y con el aprendizaje individual de cada actor educativo. Ofrecen la posibilidad de desarrollar el pensamiento crítico, están siempre atentas a las opiniones de todos sus miembros siempre tendiendo a construir a "edificar en positivo". Las decisiones son tomadas en conjunto y el logro de las metas-o los desvíos-son compartidos.

La Resiliencia se construye a pesar de las adversidades…debe predominar la actitud de que se puede. El éxito es posible a pesar de los fracasos. No confundamos el éxito con el "exitismo". El alcance del éxito no pone en riesgo la valía de una persona, ya que un individuo es valioso aún con errores o fracasos. El exitismo no permite esta apreciación significativa, ya que para los exitistas la gente se divide en ganadores o perdedores, actitud alejadísima de la concepción de Resiliencia.

“Un futuro que no es regalo… sino conquista”; puede ser la metáfora, que simbólicamente alude al concepto de resiliencia.

El ser pacientes, tolerantes, tener autocontrol, tomar riesgos, hacer un compromiso y mantener la responsabilidad de llevarlo a cabo, auto-motivarse, etc. responden a un sistema, que el deportista o el estudiante debe trabajar todo el año, implica construcción de actitudes y valores que se amarran para armar la metáfora de que las situaciones van más allá de la inmediatez de una respuesta.

¿Cómo reaccionas cuando te elogian, y cuando te critican?
“Pon tú voz, tú imperfección junto a  mis tropiezos, a mis heridas, y juntos construyamos desde un mundo lleno de adversidades la noción posible de transformarse desde las cicatrices y la vulnerabilidad, un futuro que no es regalo…sino conquista ".

¿Qué características tiene una persona resiliente?

Se han determinado por parte de algunos autores siete atributos o factores que caracterizan la resiliencia:

Introspección. La capacidad de autocrítica, es decir de observarse a sí mismo y al entorno, hacer cuestionamientos profundos y dar respuestas honestas.

Independencia. La capacidad para ver objetivamente los problemas o las situaciones, establecer límites sin dejarse apasionar o influenciar por sus propios mapas.

Relación. La capacidad para brindar, sostener y establecer relaciones de confianza y solidaridad fuertes y de largo plazo con otras personas o grupos.

Iniciativa. La capacidad para autoexigirse, apersonarse de su responsabilidad, de sus decisiones y consecuencias.

Humor. La capacidad de afrontar las situaciones en forma lúdica y divertida, encontrando en la crisis una fuente de inspiración.

Creatividad. La capacidad de establecer y crear orden y nuevos modelos a partir de la confusión.

Moralidad. Dar sentido trascendente a las actuaciones, dando y deseando a otros el bien propio.

Edith Grotberg en su modelo Resiliencia en el Desarrollo Psicosocial, asume como consenso la definición internacional de resiliencia, agrupando aquellos factores que han demostrado tener una relación con ella, y agrega como nuevo componente el aspecto dinámico: ser resiliente no depende sólo de la interacción que se dé entre los distintos actores y el rol de cada factor en los diferentes contextos. Sugiere tres fuentes principales, que se reúnen en torno a las características genéticas y temperamentales de las personas, que son:

1) Un ambiente favorable, referido a las fuentes externas de defensa como son la familia, la escuela, la comunidad o la nación, que refuerzan la resiliencia y brindan un modelo efectivo de conducta.

Hace referencia a lo que la persona puede asumir como un YO TENGO

2) Una fuerza intra psíquica, fuente inherente a la personalidad del ser humano, que incluye un sentido de autonomía, control de impulsos, autoestima, sentimientos de afecto y empatía.

Hace referencia al YO SOY/ESTOY

3) Unas habilidades adquiridas y orientadas a la acción, aquellas apropiadas para la interacción social, sumando la expresividad social, la capacidad de resolución de problemas, el manejo del estrés, de la angustia, la selección de opciones, etc.

Hace referencia al YO PUEDO

EJEMPLIFIQUEMOS:

YO TENGO

  • v – Personas en quienes confío y me quieren incondicionalmente
  • v – Personas que me ponen límites para que aprenda a evitar los peligros o problemas.
  • v – Personas que me muestran por medio de su conducta la manera correcta de proceder
  • v – Personas que quieren que aprenda a desenvolverme solo
  • v – Personas que me ayudan cuando estoy enfermo o en peligro, o cuando necesito aprender

YO SOY/ESTOY

  • v – Soy una persona por la que otros sienten aprecio y cariño
  • v – Soy feliz cuando hago algo bueno para los demás y les demuestro mi afecto
  • v – Soy respetuoso de mí mismo y del prójimo
  • v – Estoy dispuesto a responsabilizarme de mis actos
  • v – Estoy seguro de que todo saldrá bien
  • v – Estoy triste, lo reconozco y lo expreso con la seguridad de encontrar apoyo
  • v – Estoy rodeado de compañeros que me aprecian

YO PUEDO

  • v – Hablar sobre las cosas que me asustan o me inquietan
  • v – Buscar la manera de resolver los problemas
  • v – Controlarme cuando tengo ganas de hacer algo peligroso o que no está bien
  • v – Buscar el momento apropiado para hablar con alguien o para actuar
  • v – Encontrar a alguien que me ayude cuando lo necesito
  • v – Equivocarme sin perder el afecto de mis padres y maestros.
  • v – Sentir afecto y expresarlo

LO QUE VA CONTRA LA ACTITUD RESILIENTE (Y contra la INCLUSIÓN)

Los mecanismos de exclusión y segregación también se ponen en marcha cuando las familias y las instituciones de las que participan las personas, los sobreprotegen en vez de concederles la dignidad del riesgo. Los hacen vulnerables, al no considerarlos capaces de lograr una meta o enfrentar un reto en un juego competitivo. Es depositar la desconfianza en ellos en una silenciosa forma de decirles “NO VAS A PODER”, que no se escucha, pero se siente y marca la autoestima.

Los alumnos, deben ver y sentir más valiosa la confianza y el aliento, que la importancia de un resultado.

No hace exitosa y valiosa a la persona el premio material, sino el esfuerzo y el haber enfrentado la adversidad con dignidad y honor. Y es el “HONOR” lo que se ponía en juego en las JUSTAS de la Edad Media. No el resultado. El VALOR para enfrentar, era el verdadero valor del caballero.

Ver que el éxito puede ser un engaño si no se lleva con humildad, porque nos hace caer en el error de la soberbia; así como el fracaso, puede ser un gran aliado para alcanzar grandes metas futuras, luego de una etapa de autocrítica y reflexión.

Promover la Resiliencia es reconocer la fortaleza más allá de la vulnerabilidad (OPS et al, 1998), es mejorar la calidad de vida de las personas a partir de sus propios significados e imaginarios, es decir, de la manera según la cual perciban y se enfrenten al mundo. Estimular una actitud resiliente, implica potenciar esos atributos incluyendo a todos los miembros de la comunidad en el desarrollo (Alumnos, Familias y Escuela).-

La Resiliencia no es una capacidad que nace con el individuo, sino que puede aprehenderse en cualquier momento de la vida, siempre y cuando un otro significativo, los impulse a ese logro.

Prof. LILA LAHITTE

BIBLIOGRAFÍA:

  • PSICOLOGIA DESDE EL ENFOQUE DE RESILIENCIA. Dr Héctor Lamas Rojas; Dr Javier Lamas Lara; Dr César Lamas Lara; Psic Alcira Murrugarra Abanto; Mg Rosa Mesías Ratto. LIMA, 2009
  • RESILIENCIA EN EL DESARROLLO PSICOSOCIAL. Edith Grotberg.
  • LA RESILIENCIA O EL REALISMO DE LA ESPERANZA. Stefan Vanistendael. (Y otras publicaciones de Internet del mismo autor).-
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Gracias por tu comentario!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: